rediseño y transformación

Hola,

soy Laura

Así es, los libros de “Elige tu propia aventura” marcaron mi infancia patagónica y mi vida hasta hoy, enseñándome que mis decisiones me hacen responsable de mis resultados y que en la aventura están las posibilidades. Quizás por eso me he dedicado durante años, de una u otra manera, a acompañar procesos de crecimiento personal y profesional.

Primeros pasos 👣

5

Mi infancia transcurrió entre el petróleo y la montaña, el río y las manzanas, los libros y el playón en el que nos jugábamos con amigos.

Desde chica sentía que el mundo era pequeño y que estaba ahí para descubrirlo, para abrazarlo y para aprender de él, de su gente, de sus maneras, de sus costumbres… Quizás por eso a los 8 años pedí que me anotaran en inglés. Quería saber ese idioma que te abría las puertas del mundo. Y así fue, lo estudié, me formé, viajé, lo mejoré y hasta me gradué de profesora de inglés. Los años de profesora de idiomas estuvieron marcados por la motivación de compartir esa llave con otros, pero también por la incongruencia interna que sentía en cuerpo, mente y alma por estar fija en un lugar, acompañado a otros, pero con esa sensación inexplicable que me producían las ganas irresistibles de viajar y descubrir el mundo, esa sensación que los alemanes -tan precisa y certeramente- llaman Fernweh y que podría traducirse como esa nostalgia que te causa el deseo de viajar a lugares desconocidos.

Con la búsqueda llegó el teatro musical que me llevaba a lugares infinitos e imaginarios, luego vinieron las estadías en Estados Unidos, el trabajo en un crucero que me regaló las experiencias más maravillosas de mi vida y me llevó a los lugares más recónditos del planeta, la mudanza a Alemania, el viaje en Kombi por Sudamérica con la libertad como bandera y la generosidad de familia, amigos y desconocidos como posibilitador, visitar más de 50 países, nutrirme de experiencias inolvidables, nuevamente Europa y con ella la crisis profesional que me llevó a una crisis personal, que me llevó al rediseño de mi carrera y mi futuro… así, en ese orden y como un dominó iban cayendo las piezas de la vida que tenía armada… 

Crisis nueva, vida nueva

5

Muchas veces había escuchado que de las crisis más profundas surgen las mejores oportunidades, pero, la verdad, me sonaba bastante a cliché. Hasta que estuve ahí. Cuando me mudé a Alemania estaba feliz, muy feliz, pero un día me di cuenta de que estaba en un lugar en el que no conocía a nadie, no hablaba el idioma a la perfección y tenía una profesión que no me reconocían. Crisis personal y profesional. Chan. Hasta que un día me dije “basta, si ya que no puedo hacer lo que vengo haciendo, voy a aprovechar esta oportunidad para dedicarme a lo que siempre quise».
Y así empezó esta segunda parte de mi vida, a partir de tocar fondo y salir fortalecida, de sumar piezas a este rompecabezas que es la vida.
Me formé en Psicología, Coaching Personal, Coaching Estratégico y Coaching Ontológico, Arteterapia, Programación Neurolingüística, Inteligencia Emocional, Oratoria, Business Administration, Naturopatía, Educación y algunsa cosas más que no vienen al caso… Tengo títulos de grado, masters, diplomaturas, diplomas, certificados y hablo 5 idiomas, pero la verdad, no creo que los títulos garanticen ser un buen profesional ni creo que un buen profesional tenga que estar lleno de títulos; los títulos son solamente una parte, el resto es la humanización de lo que hacemos. Sí estoy convencida de que a la receta hay que sumarle amor, foco, motivación, armonía, resiliencia, ganas, sentido, valores, constancia, sueños, animarse, enfrentarse a miedos, conocerse, aventurarse…

No soy de aquí ni soy de allá 🌎

5

Durante los últimos veinte años he vivido en Argentina, en Estados Unidos, en una Kombi, en un barco que le daba la vuelta al mundo, en Alemania, en España y en Suiza, y de cada lugar integro e incorporo algo que también suma a los procesos.
Argentina me dio la curiosidad y la confianza de saber que, de una u otra manera, las cosas siempre salen y que hay que intentarlo igualmente, aunque te digan 100 veces que no; en Estados Unidos aprendí que la vida puede ser una gran paradoja y que el ser humano tiene la capacidad inmensa de dar rienda suelta a la creatividad para imaginar, crear y construir los mundos más maravillosos o los más aterradores; de mis días en el camino, en Kombi, aprendí que con pocas cosas y haciendo lo que amás se puede ser muy feliz, del barco me llevé ilusión, alegría, fantasía, asombro y la sensación de volver a sorprenderme cada día como una niña, de Alemania me llevo la perseverancia, la puntualidad, el método y el valor de la palabra, de Suiza el respeto y la diversidad y de España, no olvidarme que, haga lo que haga, siempre tiene que haber un tiempo para el disfrute.
¿Cómo pude hacer todo si “me lo he pasado viajando”? Simple, porque hace más de 10 años integré y naturalicé lo online a mi vida y hoy tengo una marca que me permite trabajar desde cualquier lugar del mundo con personas que estén en cualquier lugar del mundo.

Mi caja de herramientas

5

Siento que todo este recorrido me ha ayudado a tener hoy una linda caja de herramientas que me permite vivir mi sueño y de mi sueño, porque me da la oportunidad de ayudarte de la manera más acorde a lo que necesites, sin descuidar ninguna de las áreas.
Porque somos un todo perfecto. Somos suma. La suma de nuestras emociones, de nuestros valores, de nuestros sueños, de nuestra historia, de nuestras experiencias, andanzas y aventuras. Somos también la suma de nuestra propia imagen y de lo que en ella reconocen los demás. Y somos un cuerpo que nos da refugio y un alma que nos guía, por eso creo que la mejor manera de abordar cada proceso es desde una mirada integral, holística y global.
Porque el propósito se vive desde la congruencia, es la suma de hacer lo que sabés, lo que querés y lo que te gusta y lo que es bueno para el mundo, sin renunciar a uno mismo, sin renunciar a los sueños, sin dejarnos abatir por los “debo” y los “tengo que”.

 Lo que tú haces, muchos lo pueden hacer; lo que tú tienes, muchos lo pueden tener, pero lo que tu eres, nadie lo puede ser… (Anónimo)

Estos son algunos de los profesionales que ya han confiado en mí


Laura me ha guiado a través de un proceso simple y discreto a orientar mis esfuerzos, a organizarme mejor y a simplificar las etapas de mi desarrollo como líder.

Gonzalo Padilla

www.outalabs.com

 

He aprendido de Laura su gran talento en su capacidad creativa, visión de conjunto y el establecimiento de conexiones que enriquecen cada idea en todo lo que emprende.  Su coherencia entre su ser y actuar te motiva a seguirla y a compartir inclusivamente, generando grandes ideas para facilitar a otros transformación para descubrir sus propios talentos.

Doménica Ardizzone

www.ardizzonementoring.com

 

 

Laura es una excelente profesional y comunicadora. Es la profesional perfecta para quien busque libertad, ame el continuo desarrollo personal y profesional y quiera expandir sus horizontes.

Laura Rodríguez O'Dwyer

www.laurod.com

 

 

Durante el proceso con Laura conseguí hacerme preguntas fundamentales y me fui motivando para llevar a la acción las actividades que necesitaba hacer para mi emprendimiento. Destaco de Laura su frescura, su compromiso y su disponibilidad hacia con nosotros.

Luciana Belladonna 

www.activatucreatividad.com

 

 

Laura me ha acompañado en momentos clave de mi vida estos últimos dos años y me ha ayudado a confiar plenamente en mí y en mi potencial.

Rocío Rodríguez 

www.rociorodriguezcoach.com

 

 

He tenido el enorme honor de cruzarme en la vida con Laura. Sus conocimientos en el ámbito del Mentoring y el Coaching y su propia experiencia de vida han sido de gran aporte y ayuda para mi proyecto. 

Mónica Carrillo 

 

¿Tienes alguna duda sobre mis servicios?

No dudes en ponerte en contacto conmigo para resolver tus dudas